Dijo el discípulo al maestro, maestro me siento desanimado. ¿Qué puedo hacer para recuperar el animo??

Da sin esperar recompensa y agradece la oportunidad de haberlo hecho

Bondad es servir a otros y disfrutar al hacerlo. Es interactuar con amor y fraternidad, si lo practicas en introspección, te haces fuerte y vencedor. Al fracasar brindate amor y mantén en alta tu vibración.

Vivir y actuar con bondad te permite ser compasivo. Brindar tu mano amiga a terceros y a los fantasmas que conviven contigo. La autocompasión es brindarte cariño y alivio al practicar introspección. Luego de fracasar es el mejor hábito que puedes practicar.

Un vencedor es bondadoso, da lo mejor de su talento, brinda su mano amiga sin esperar reconocimiento. Es autocompasivo, cuando siente temor o duda, no le huye a sus fantasmas, le tiende su mano y los invita a proseguir unidos.

Agradece el poder sumar y ayudar a otros. Mostrar amor en cada acción te hace un campeón. Celebra, ríe y afirma ” Soy un Vencedor, siempre doy lo mejor de mi, no por competir, ser el mejor es mi forma de vivir ”

¡Celebra la vida, ríe y deja reír!

Dijo el discípulo al maestro: Maestro me siento desanimado. ¿Qué puedo hacer para recuperar el animo? El maestro respondió. “ANIMA A LOS DEMAS”

Autor: Freddy Villavicencio

Linkeind – más información aquí