Cuando te conoces a ti mismo eres poderoso.

Visualizarte en positivo, te ayuda a lograr y vivir plenamente. Ese el objetivo

Evita combatir contra los fantasmas que habitan en tu mente. Convivir y aliarte con ellos es el camino para aceptarte y superarte. Si no te hacen claudicar has desarrollado inteligencia emocional.

Emociones, sensaciones y sentimientos, moldean nuestra actitud y comportamiento. Al conversar con nosotros mismos, procuremos frases que nos llenen de optimismo. Nuestros fantasmas son el resultado de como nos visualizamos y que tan conforme estamos con eso que creamos.

Un vencedor agradece sus logros y abundancia. Evita pensamientos que debiliten su optimismo y perseverancia. Alimenta su mente con mensajes positivos, para hacer de sus fantasmas, sus mejores amigos.

Agradece lo que te desagrada e incomoda. Pronuncia en voz alta, frases que eleven tu autoestima y confianza. Celebra, ríe y afirma ” Soy un vencedor, me encanta quien soy y el mejor día para mostrarlo; es hoy ”

¡Celebra la vida, ríe y deja reír!

Cuando te conoces a ti mismo eres poderoso.

Autor: Freddy Villavicencio

Linkeind – más información aquí