Cuando sientas algo que te hace vibrar el corazón, vívelo al máximo

No te apresures, no te ancles. Relájate, ríe y fluye.

Las manadas conformadas por seres humanos son la únicas que viven con prisa. Eso los hace intranquilos y les genera desespero. El desespero perturba su paz y donde no hay paz, violencia encontrarás.

Vida, amor y ecología de las manadas son la esencia. El plan natural es perfecto, solo el hombre fue capaz de alterarlo y su “desarrollo” así lograr. Intranquilas y apresuradas mantienen las manadas humanas. Se olvidaron de vivir, de amar y al planeta preservar.

Un vencedor acepta con apertura y curiosidad. El temerario se apresura. La victima evita actuar. Sus emociones los gobiernan, de ellas se deben deslastrar. Estar en piloto automático enfoca tu energía en hacer y no en ser.

Agradece el poder contribuir con tu manada. celebra ríe y afirma: ” Me regocijo de ser capaz de hacerme cargo de mis tareas, con atención plena y consciente, soy un vencedor “.

¡Celebra la Vida, ríe y deja reír!

Cuando sientes algo que te hace vibrar el corazón, no te preguntes que es ¡vívelo al máximo!. Porque esa emoción, esa sensación se llama VIDA!

Autor: Freddy Villavicencio

Linkeind – más información aquí